lunes, 17 de septiembre de 2007

Vista desde mi ventana

Esta es la vista de mi segunda ventana, lo que yo veo desde mi trabajo durante 7 horas al día, es lo malo de Madrid, el mar pilla lejos y hay que ser muy alto para divisar las montañas. Un día fui a una exposición de Ouka Leele, y ahí estaba mi vista, esperándome. Las dos chicas las debió poner Ouka después, cuando nos robó el despacho.
No sé si se distingue en la foto, pero en medio del arco del edificio de enfrente hay una escultura,un demonio alado, cuando el día está gris y el ánimo bajo pienso qué diferente sería mi ventana si fuese el ángel del edificio Fenix el que me mirase.

2 comentarios:

Limaco jolgorioso dijo...

Atención, blogueros: A Ninotchka la conozco desde que nació, es más, la tuve entre mis brazos. Es culta, inteligente, cariñosa, ha viajado, trabaja en un trabajo donde la quieren y aprecian en todo lo que vale, que es mucho, y además está muy buena. ¿A qué esperais, so lerdos. Qué tráfagos os detienen para pedir su mano, su corazón, su luz, su encanto?
J,

Ninotchka dijo...

Todo éso y mucho más, y lo de que estoy muy buena eso ni dudarlo! Querido Limaco, me estoy replanteando censurar los comentarios!Menos mal que no me leen, ja, ja, ja. Un beso*